Logo PAC
buscador PAC
By eumedia
Agro Negocios
OPINIÓN

Promocionar la calidad de los productos europeos para ganar en competitividad

El nuevo reglamento de promoción de productos agrícolas y alimenticios que se acaba de acordar y del que yo he sido ponente en el Parlamento Europeo incorpora por primera vez campañas de promoción en caso de crisis, como uno de los objetivos del programa de trabajo que diseñará anualmente la Comisión Europea tras la entrada en vigor del texto legislativo en 2016.

Además este instrumento de promoción genérica de la Unión Europea debería servir para mejorar globalmente el valor añadido de las producciones europeas y su capacidad para hacer frente a la fuerte competencia de países terceros, pues también por primera vez las marcas y el origen de los productos podrán ser indicados en las campañas, lo cual permitirá a los sectores sacar un mayor provecho y proyección comercial en las mismas.

Tras la epidemia de la E-Coli del 2011 se vio que la Unión Europea no disponía de mecanismos eficientes en materia de promoción para hacer frente a la pérdida de confianza del consumidor, y en aquel caso concreto, además, los productores españoles se habían visto envueltos de manera infundada en un escándalo sanitario del que no eran en absoluto culpables. El reglamento acordado por el Parlamento Europeo y el Consejo de Ministros de la Unión Europea contiene una base jurídica suficiente, tal y como propuse en las negociaciones, para que la Comisión actúe con celeridad a iniciativa propia en caso de crisis.

La Comisión parece además decidida con ese nuevo reglamento a impulsar las campañas de promoción e información de los productos agrícolas, que hasta ahora han jugado un papel muy poco relevante, y para ello prevé incluso un aumento del presupuesto dedicado a las mismas, que pasaría de 61,5 millones de euros presupuestados en 2013 a 200 millones de euros en el 2020.

El compromiso negociado por las instituciones europeas suprime la cofinanciación nacional pero aumenta sustancialmente la participación de la Comisión Europea en las campañas de promoción e información, que será de un 70 o un 80 según los casos, en condiciones normales de mercado, y un 85% tras crisis agrícolas. Esos porcentajes serán fijos, mientras que en la actualidad hay unos topes de hasta el 80% de financiación pública global, que sólo se han alcanzado en tiempos de bonanza.

Los productores europeos y españoles en particular salen ganando con este acuerdo pues conocerán de antemano la cofinanciación total que recibirán para la promoción de sus productos año tras año, independientemente de la situación económica de cada país, lo que les permitirá programar con más tiempo sus acciones. Además todos los productores se beneficiarán de las mismas condiciones de financiación en los distintos Estados miembros.

Pienso que el nuevo reglamento mejora notablemente la propuesta original de la Comisión Europea al incluir todos esos elementos y al ampliar el abanico de sectores beneficiarios, entre los que figurará el vino tanto en campañas con otros productos como en solitario en programas multi-países. También podrán participar el algodón, además de todos los productos agrícolas beneficiarios de la Política Agrícola Común, así como los productos alimenticios transformados.

Por último, entre las novedades también destaca la inclusión, junto con las campañas clásicas de información y promoción, un nuevo tipo de acciones destinado a dar a conocer a los consumidores las características de autenticidad de los productos con vistas a combatir las falsificaciones y las imitaciones de productos europeos con distintivos de calidad.

Creo que tenemos razones suficientes para congratularnos por haber logrado un acuerdo muy satisfactorio, a la vista de las reacciones positivas que han transmitido los sectores agrícolas europeos, ya que permitirá dar un impulso a la promoción de productos europeos y aprovechar al máximo las oportunidades de crecimiento comercial tanto dentro como fuera del mercado europeo.

Añadir nuevo comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.