Logo PAC
buscador PAC
By eumedia
Agro Negocios
Agricultura

Más críticas por la falta de simplificación real y la renacionalización de la futura PAC

06/06/2018
El COPA-Cogeca, la  organización que defiende  los  intereses  de los productores profesionales agrarios comunitarios y de sus cooperativas, destacó ante los ministros de Agricultura de la UE la necesidad de una verdadera simplificación de la Política Agraria Común (PAC) en el futuro, que incluya medidas para atraer a nuevas generaciones al sector.

El vicepresidente de las organizaciones cooperativas agrarias, COPA, Joe Healy, advirtió que “las propuestas de la Comisión no contribuyen a la simplificación. Estamos muy preocupados por el impacto de estas propuestas. Y, por eso,  pedimos a los ministros que garanticen que la próxima PAC proporcionará normas e instrumentos políticos más sencillos y más claros de usar para los agricultores y las cooperativas. Asimismo, debe seguir siendo una política verdaderamente común. No podemos aceptar renacionalizaciones de la PAC.”

“Teniendo en cuenta que los ingresos de los agricultores representan el 40 % de las rentas medias, la propuesta de la Comisión sobre la futura PAC, que pretende limitar la concesión de los fondos para pagos directos, que tanto se necesitan, a los objetivos en materia de cambio climático, tampoco es aceptable. Además, todo esto se  añade a la presión que sobre este sector  ejercen las concesiones agrícolas que está debatiendo la UE en las negociaciones comerciales bilaterales,”señala Healy.

Sin embargo, el COPA-Cogeca ve satisfactoria la intención de la Comisión de prestar más atención a la agricultura inteligente y a las medidas destinadas a ayudar a los agricultores a gestionar mejor los riesgos de sus explotaciones.

A este respecto, el acceso a la “banda ancha” de Internet es esencial para que los agricultores y las cooperativas puedan aprovechar las nuevas tecnologías y, además, aumentará el atractivo del sector para las jóvenes generaciones.  La investigación y la innovación (I+D+i), así como los servicios de asesoramiento, centrados en las necesidades de los agricultores, también han de ser cuestiones prioritarias.

Incertidumbre

Por su parte, tras la presentación de la nueva propuesta de la Comisión para la PAC, la eurodiputada y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura en la Eurocámara, Clara Aguilera, valoró la iniciativa señalando como “principal novedad” el reglamento de los planes estratégicos nacionales, que recoge en un texto único disposiciones de los actuales Reglamentos de pagos directos, OCM única y Desarrollo Rural, y que pretende dar más responsabilidad a los Estados Miembros. “Con esta subsidiariedad reforzada la Comisión da un paso atrás en la aplicación y control de la PAC”, declaró.

La CE, añadió, otorga a los Estados miembros mayor flexibilidad y responsabilidad para elegir dónde y cómo invertir los fondos asignados y además, decidir sobre quienes serán los beneficiarios de la ayudas agrícolas“.

La Comisión aprobará cada Plan estratégico (pagos directos y Desarrollo Rural), que deberá cubrir del 1 de enero de 2021 al 31 de diciembre de 2027, siguiendo los resultados de cada país y los avances hacia las metas establecidas en los mismos a través de los informes anuales.

“Entre los aspectos positivos cabe destacar la limitación de ayudas por explotación en 100 000 euros, con recortes a partir de 60 000, así como el mantenimiento de los pagos acoplados y del porcentaje mínimo del 2% de las ayudas directas para los jóvenes agricultores, principales aportaciones de los socialistas europeos en los debates sobre la nueva propuesta”, señaló Aguilera.

Igualmente, la eurodiputada socialista calificó de “positiva” la posibilidad de que los Estados miembros amplíen a otros sectores la aplicación de programas operativos similares a los aplicados en frutas y hortalizas. “Posibilidad empañada por la falta de fondos ya que ello deberá realizarse restando recursos de otras medidas, por tanto es una mejora muy condicionada”, lamentó.

En el marco de la política de Desarrollo Rural, se plantea una reducción de los actuales porcentajes de cofinanciación comunitaria. “Además, con un recorte de fondos para el 2° pilar, que el Parlamento Europeo cifra en el 25%, difícilmente se puede esperar una modernización efectiva de la PAC”, advirtió Aguilera.

“Sobre el recurrente objetivo de la simplificación de las cargas administrativas, de momento sólo afectará a los servicios de la CE, está por ver que esta llegue  también a los agricultores y las Administraciones nacionales y regionales”, reclamó la eurodiputada, que mostró su preocupación por la desaparición del Feader del Reglamento de coordinación de los Fondos Estructurales  “Tras el recorte aplicado se abandona la necesaria coordinación entre la PAC y otras políticas para crear valor añadido”, argumentó.

Por último, Aguilera mostró su desaprobación a la ausencia de cualquier mención a las  mujeres o  a  la promoción de las políticas de igualdad de género en los objetivos específicos de la PAC.