Logo PAC
buscador PAC
By eumedia
Agro Negocios
Agricultura

Seis Estados miembros piden a la CE que no se rebaje “ni un euro” el presupuesto de la PAC

06/06/2018
España, Francia, Irlanda, Portugal, Grecia y Finlandia firmaron el pasado 31 de mayo en Madrid un declaración ministerial sobre el Marco Financiero Plurianual (MFP) y su incidencia en la PAC, solicitando a la Comisión Europea que “aumente el presupuesto para esta política a su nivel actual UE-27, con el fin de poder responder con éxito a los desafíos económicos, medioambientales, del cambio climático y sanitarios en el marco de ambos pilares de la PAC”.

Menos de un mes después de conocerse la propuesta de MFP 2021-2027 de la CE, y convocados por la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, se reunieron en Madrid los ministros de Francia, Sthéphane Travert; de Irlanda, Michael Creed; de Portugal, Luis Capoulas, el secretario de Agricultura de Grecia, Charalampos Kasimis, y el secretario de Estado de Finlandia, Jari Partanen, con el fin de abrir un frente común de varios Estados miembros –“procedentes de los 4 puntos cardinales de Europa”, como subrayó el representante finlandés–, para defender que no se recorte “ni un euro” en los presupuestos para la PAC en el periodo 2021-2027.

Como recordó la ministra García Tejerina, el memorando está abierto a todos los Estados miembros que quieran sumarse al mismo, y para ello sus firmantes intentarán en las próximas reuniones del Consejo de Agricultura dar a conocer el mismo y convencer de su adhesión al mayor número posible de países.

En el memorando se explicita, entre otras ideas, que la PAC contribuye a que la UE sea una de las principales potencias agrícolas del mundo y que gracias a la misma se ofrece un suministro seguro de productos agrarios que responde a los máximos estándares sanitarios y medioambientales, a costes razonables, que permite que los productos europeos sean competitivos en el comercio internacional.

También se constata que los mecanismos puestos en marcha por la PAC tienen un efecto directo sobre los ingresos de los agricultores, que siguen siendo inferiores a los de otros sectores. En este contexto, se recuerda que la PAC constituye la primera red de seguridad para los agricultores comunitarios.

Se insiste en la necesidad de garantizar una competencia leal entre los Estados miembros y de alcanzar un equilibrio justo entre, por un lado, los objetivos y herramientas comunes y, por otro, la flexibilidad necesaria en su aplicación nacional. “Deberá establecerse un nivel común de condicionalidad, de forma que se reflejen los grandes objetivos de la PAC a la hora de conceder ayudas. Se tendrá que prestar la máxima atención a los retos de simplificación de ambos pilares, y en particular de la condicionalidad”.

Los seis países concluyen que la disminución presupuestaria en ambos pilares supondría un riesgo sin precedentes para la viabilidad de las explotaciones agrarias europeas, para los ingresos de los agricultores y para su capacidad de hacer frente a las demandas de la población de un alimentación saludable, sostenible, asequible y de calidad.