Tema de reflexión 6

El componente verde en la reforma de la PAC

Tema de reflexión 6

Notapor moderador » Vie, 28 Sep 2012, 10:21

En otro Tema de reflexión se ha comentado que la actual Reforma está impulsada, entre otras razones, por la necesidad de una mayor legitimación ante la sociedad, especialmente para poner en evidencia que los presupuestos y las ayudas de la PAC tienen una contrapartida en los servicios que la agricultura restituye a la sociedad, con singular referencia a los aspectos medio ambientales.

La agricultura europea no es depredadora. La agricultura sostenible mantiene un equilibrio entre la búsqueda de la productividad y la competitividad y el tratamiento respetuoso del medio ambiente. Este es el mensaje que desde hace más de veinte años, aunque realmente con escasa fortuna, intentan transmitir los responsables de la PAC. Las ayudas por hectárea y cabeza de ganado, el “set aside”, las ayudas medioambientales y las nuevas orientaciones de la política de desarrollo rural, iban en ese sentido. El último intento fue la condicionalidad, en su doble vertiente de cumplimiento de directivas relacionadas con el medio ambiente y de respeto a códigos de buenas prácticas agrarias. Nuevo fracaso desde el punto de vista de la percepción y legitimación de la sociedad.

En la nueva orientación de la Reforma del Horizonte 2020, la Comisión aborda el tema de la “ecologización”, “verdeo”, “greening” o prácticas beneficiosas para el medio ambiente, de un modo bastante “sui generis”, relacionando biunívocamente el Pago Básico y la ayuda verde. La ayuda a la renta y la ayuda medioambiental directa del primer pilar quedan así conectadas, en busca de un equilibrio entre la productividad y el medio ambiente.

En tal sentido, las prácticas de la ayuda verde son obligatorias para recibir el Pago Básico y, en todo caso, el importe de la ayuda verde (todo, nada o incluso afectando negativamente al Pago Básico) es suficientemente importante para una contribución a la legitimación de las posiciones medioambientales, aunque puede afectar seriamente a la productividad.

Características generales del “greening”

Los agricultores con derecho al Pago Básico deberán cumplir en sus hectáreas elegibles las prácticas agrarias beneficiosas para el clima y el medio ambiente que les sean de aplicación y recibirán por ello un pago adicional. Las prácticas que se contemplan son:

-Diversificación de cultivos: Las explotaciones de más de 3 hectáreas de tierra de cultivo, deberán mantener al menos 3 cultivos diferentes (cada cultivo, no menos del 5%, ni más del 70% de la superficie). Se contemplan excepciones para las superficies destinadas íntegramente para la producción de pasto (de siembra o natural), superficies completamente en barbecho o cultivos inundados durante una parte significativa del año.

-Mantenimiento de pastos permanentes: Debe mantenerse la superficie de pastos permanentes declarada en la solicitud de ayuda de 2014. Se permitirá a los agricultores convertir hasta un máximo del 5% de su superficie de pastos permanentes.

-Superficie de interés ecológico dedicada al medio ambiente: Al menos el 7% de la superficie agraria de la explotación debe destinarse a finalidades ecológicas (como barbecho, bancales, elementos paisajísticos, franjas de protección o superficie agraria forestada). La Comisión definirá los tipos de superficies con finalidades ecológicas y podrá añadir nuevos tipos. Se exceptúa de la obligación a las superficies de pastos permanentes.

Respecto a las Zonas Natura 2000, los agricultores cuyas explotaciones se encuentren ubicadas total o parcialmente en estas zonas tendrán derecho a la percepción de este pago a condición de que realicen las prácticas antes enumeradas, siempre que tales prácticas sean compatibles con los objetivos de las Directivas que cubren estas zonas.

Las superficies en producción ecológica certificada recibirán de forma automática este pago adicional.

El importe de este pago por hectárea será calculado anualmente como cociente entre el 30% del límite nacional del Anexo II de la propuesta de Reglamento (límite máximo para todos los pagos directos) y la superficie elegible declarada. Si los Estados miembros aplican el Pago Básico a nivel regional, pueden aplicar este pago adicional también a nivel regional. En este caso, el importe se calculará de igual manera, tanto en techo presupuestario como en superficie elegible.

Hay que señalar que el pago verde se configura a nivel nacional o regional como tasa plana desde el primer año, sin tener en cuenta el periodo transitorio para aproximación del nivel regional o individual de la situación anterior

Características generales del pago adicional para zonas con limitaciones naturales

Existirá también un pago adicional para los agricultores con derecho al Pago Básico cuyas explotaciones se sitúen total o parcialmente en Zonas con Limitaciones Naturales (ZLN), diseñadas por los Estados miembros de conformidad con el nuevo Reglamento de Desarrollo Rural.

Es un pago voluntario, a decisión del Estado miembro, que, en caso de aplicación, deberá decidir si concede estos pagos adicionales a los agricultores en todas las ZLN o bien solo en algunas, según criterios objetivos y no discriminatorios.

Este pago adicional consiste en un pago anual por hectárea elegible, que se concede por activar los derechos en ZLN.

El importe de este pago será calculado anualmente como el cociente entre el importe destinado a este componente (como máximo el 5% del límite nacional del Anexo II) y la superficie elegible declarada susceptible de beneficiarse de la ayuda (superficie en ZLN elegida por el Estado miembro como beneficiaria de este pago adicional).

Los Estados miembros pueden aplicar este pago adicional a nivel nacional o regional, según criterios objetivos y no discriminatorios. Las regiones se definirán según criterios objetivos y no discriminatorios, tales como características naturales limitantes y las condiciones agronómicas.

Situación de los debates

Es evidente que el “greening” es uno de los elementos clave de la Reforma. Así lo confirma la intensidad y amplitud de los debates, la multiplicidad de solicitudes de aclaración y la variedad de propuestas alternativas o de modificaciones de algunos elementos parciales. En todo caso, no ha habido una oposición pública frontal a la idea del “greening”.

En la búsqueda de posiciones fuertes negociadoras, algunos Estados miembros intentaron agruparse en un llamado “Grupo de Estocolmo”, que fue contestado por la Comisión con un “Concept paper” en el que adelantaba la posibilidad de hacer concesiones en algunos temas, como en las certificaciones medioambientales, en las praderas permanentes o en la diversificación de cultivos.

El Ponente de la Comisión de Agricultura del Proyecto de Reglamento de Pagos Directos, ha presentado también su informe con cambios cualitativos y cuantitativos importantes en el tema del “greening”. Como se sabe, el informe del Ponente está ahora en fase de enmiendas y será discutido en otoño.

Se estima que no es el momento ahora de examinar todas las posiciones y alternativas que están encima de la mesa; sería un trabajo prolijo y de escasa utilidad, porque el propio proceso negociador irá decantando las que tengan mayor virtualidad. Por el contrario, se estima conveniente avanzar en la reflexión de algunas de las grandes ideas o principios, con sus propias contradicciones, que condicionan y orientan los debates sobre el “greening”.

La primera cuestión sería encontrar el punto de equilibrio entre varios vectores que, además, no actúan en direcciones convergentes: Presupuesto, legitimidad, medio ambiente, sostenibilidad y eficacia. Existe una posición, inmovilista al estilo de Lampeduse (que todo cambio para que todo siga igual), para la que el “greening” tiene que ser de fácil cumplimiento, sin cargas adicionales para los que actualmente realizan una agricultura razonable. En el otro extremo, están las personas que desde la responsabilidad del presupuesto y de la imagen de la PAC, sostienen que no habrá dinero si no hay un “greening” claramente definido y visible. Posición, ésta última, contraria a la de la COMAGRI (primero el presupuesto y luego la Reforma).

La simplificación, asignatura pendiente de la burocracia de la PAC, sufrirá un nuevo embate con el “greening”, cualquiera que sea el acuerdo final. La alternativa de trasladar la interpretación y gestión a los Estados miembros en función de una supuesta subsidiariedad, no hace sino ocultar el problema a nivel comunitario, además de avanzar peligrosamente en la línea de la renacionalización.

Otra forma de ver la cuestión del “greening” es la del equilibrio productividad/respeto del medio ambiente y sus objetivos comunes en la PAC y en la Estrategia Europa 2020. Además, el tema se complica respecto a la equidad en la distribución de las cargas o requisitos implícitos en el “greening”, con un impacto sectorial y territorial concreto, pues no es el mismo esfuerzo que se exige a todos los sectores o actividades.

Una cuestión que ha sido planteada en lo debates y que probablemente se reabrirá cuando se examine el texto del Proyecto de Reglamento de Desarrollo Rural, es la de la superposición de ayudas medioambientales en los dos pilares. Esta tema parecía muy importante para la Comisión en el pasado, por motivos de simplificación y para evitar duplicidades y fraudes, pero ahora parece que ha perdido importancia. El Consejo y el Parlamento estuvieron en contra de esta superposición, cuando se anunció el tema en la Comunicación de la Comisión.

Finalmente, una reflexión sobre una cuestión que no ha salido hasta ahora en los debates y que tiene relación con los compromisos de la UE ante la Organización Mundial de Comercio (OMC). Si el “greening” se comunica a la OMC como ayuda “caja verde medioambiental”, habría que justificar que el importe de la ayuda solo cubre la perdida de renta o el coste de la disciplina medioambiental, lo que parece complicado como una ayuda tasa plana para todas las prácticas del “greening”. Si, por el contrario, se comunica como “caja verde pagos desconectados”, hay algunas prácticas no compatibles con los requisitos de la OMC, como por ejemplo la obligación de mantener la superficie de las praderas permanentes.
moderador
 
Mensajes: 84
Registrado: Mié, 23 May 2012, 15:33

Volver a El componente verde en la reforma de la PAC

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron